No sé si os habrá pasado alguna vez, cuando he viajado y he tenido que pernoctar en un hotel casi siempre y dependiendo del hotel claro está pienso donde podré comprar toallas de hotel tan suaves, tan nuevas, tan blancas…Yo nunca he conseguido ese tacto en las toallas de casa, nos e si tendrá que ver en la calidad de las toallas, en la manera de lavarlas o en el detergente o suavizante que se utiliza, sea cual sea el secreto me encantaría saberlo. No en vano la gente se lleva las toallas de los hoteles, no es porque no tengan en su casa, ni por que sean cleptómanos, es porque se quedan embelesados con la suavidad de los tejidos y es casi imposible no meterla en la maleta.

Bromas aparte, es cierto que creo que las toallas de los hoteles son maravillosas, y recalco lo anteriormente dicho, de algunos hoteles, porque no en todos las toallas son mulliditas y con buen aroma, recuerdo un hotel en un viaje que hice a la India, el hotel no era un cinco estrellas pero tampoco una pensión, no estaba mal del todo, las habitaciones eran amplias y las instalaciones no estaban mal, pero dejaba mucho que desear la calidad de los productos, no había botecitos de gel y champú, mucho menos gorro de ducha o pañuelos de papel, las sabanas no eran tan suaves como debieran y qué decir de las toallas…

También debo decir que he estado en pensiones con unas comodidades dignas de un hotel cinco estrellas, por la atención, la limpieza y por los pequeños detalles. Flores frescas en un jarrón, las toallas mas esponjosas que jamás había visto y las sabanas más suaves del mundo, sin duda uno de los mejores sitios que he visitado y lo mejor de todo es que no era ni por asomo uno de los más caros. Parece mentira que en el lugar en el que menos te lo esperas y en el que menos te gastas es en el que más cómodo has estado y más a gusto te has sentido, como debe de ser, sentirse como en casa, allí lo conseguí.

Así que he llegado a la conclusión de que no hay que dejarse llevar por la cantidad de estrellas que tiene un sitio, si no por la cantidad de comentarios favorables, comentarios de la gente que vivió la misma experiencia que vas a vivir tu y que amablemente la cuentan para que sepamos donde vamos.